“Hay zonas que han sido históricamente azotadas por la violencia. Debemos seguir apostándole a una paz estable y verdaderamente duradera”

Defensoría del Pueblo: En el municipio Puerto Libertador (sur de Córdoba), el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo Assis, escuchó a pobladores, a líderes sociales y a víctimas del conflicto armado.
En el municipio Puerto Libertador (sur de Córdoba), el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo Assis, escuchó a pobladores, a líderes sociales y a víctimas del conflicto armado.


En su primera misión humanitaria, después de posesionarse el pasado primero de septiembre, el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo Assis, llegó hasta los municipios de Puerto Libertador y San José de Uré (sur de Córdoba), para verificar la situación de derechos humanos en la región.

Se reunió con líderes y lideresas sociales, con organizaciones sociales, con el Gobernador del departamento y con mandatarios locales de los municipios de la zona.

Desde Puerto Libertador, municipio especialmente azotado por la violencia, el Defensor del Pueblo le expresó toda su solidaridad y apoyo a estas comunidades que han padecido las consecuencias derivadas del accionar de los grupos armados ilegales.

“Hoy quise venir al bello municipio de Puerto Libertador, a decirles que  la institucionalidad está con ustedes. (…) A los violentos y victimarios, decirles que el único camino es la justicia, la verdad y la garantía y el compromiso de no repetición. Nuestras poblaciones no pueden ser los destinatarios de esos actos de violencia y arrinconamiento a la sociedad”, dijo Camargo Assis.

Destacó además el papel de las víctimas, quienes merecen todo el respeto y el respaldo de la institucionalidad, y cuyos derechos deben ser defendidos y garantizados.

También llamó la atención para que se fortalezcan todas las medidas que permitan atender a las personas afectadas por la crisis económica y social desatada por la pandemia del coronavirus.

Asimismo, el Defensor del Pueblo acompañó el acto público, realizado en el marco de la conmemoración del Día Nacional de los Derechos Humanos, en el q ue se sancionó la Política Pública Integral de Derechos Humanos y Paz para el departamento, que busca articular y fortalecer el trabajo de gobiernos locales,  regionales y comunidad, con el fin de promover la reconstrucción de estos territorios tan perjudicados por la violencia.

“La implementación de esta política pública depende del rol que todos juguemos en nuestra sociedad. Para eso hay una Defensoría del Pueblo, vigorosa, animada a defender los derechos y las libertades de toda la condición humana”, señaló.

El Defensor también exaltó la labor de los líderes y lideresas sociales, quienes diariamente trabajan por la defensa y dignidad de los derechos humanos de los cordobeses.

"Hay zonas que han sido históricamente azotadas por la violencia y han hecho el gran desafío y reto de ser territorios de paz. Debemos seguir apostándole a que haya una paz estable y verdaderamente duradera”, expresó el Defensor del Pueblo.

San José de Uré

Desde este municipio enclavado en las estribaciones del Nudo del Paramillo en el sur de Córdoba, el Defensor del Pueblo se solidarizó con las víctimas del desplazamiento ocasionado por las acciones violentas de los grupos armados ilegales.

“Imposible no conmoverse al escuchar las historias de vida de cada una de las víctimas, sobre las constantes amenazas que originan desplazamiento forzado y confinamiento de poblaciones vulnerables. Estamos comprometidos en la garantía de sus derechos", expresó.

Finalmente, el Defensor reiteró su compromiso para trabajar sin descanso por la defensa de los derechos de las víctimas y las comunidades en situación de vulnerabilidad, gestionando y articulando desde los territorios acciones tendientes a solucionar sus necesidades más apremiantes.

@2003 - 2020 Defensoría del Pueblo Colombia - 3.0 - .Condiciones de USO