Cauca, un departamento peligroso para el ejercicio del liderazgo social de las mujeres

Cauca, un departamento peligroso para el ejercicio del liderazgo social de las mujeres

  • Mar, 27 sep 2022

Cauca, un departamento peligroso para el ejercicio del liderazgo social de las mujeres

La estigmatización social contra excombatientes de las FARC es continúa, lo que ha llevado a muchas firmantes no solo a renunciar a los espacios públicos en los cuales habían ganado acceso, sino también a replegarse nuevamente hacia el ejercicio de labores domésticas.
 
Popayán, 27 de septiembre de 2022 (@DefensoriaCol). “Son tan graves y tantos los hechos en contra de las lideresas y defensoras de derechos humanos en Cauca, que este departamento se convirtió en el territorio más peligroso para las mujeres que ejercen su liderazgo social”, señaló este martes el Vicedefensor del Pueblo, Luis Andrés Fajardo, a propósito del lanzamiento del informe sobre los Riesgos Colectivos de Lideresas y Defensoras de Derechos Humanos en el departamento.
 
En el informe entregado por la Delegada para los Derechos de las Mujeres y Asuntos de Género y según información de la Delegada para la Prevención de Riesgos y Sistema de Alertas Tempranas, entre el 2019 al 2021, en el Cauca se registraron 35 conductas vulneratorias a lideresas y defensoras de los derechos humanos. 
 
De estos hechos, 14 corresponden a homicidios ocurridos en el año 2021 en los municipios de Morales (2), Suárez (2), Páez (1), Toribío (1),  Caloto (1), Totoró (1), Corinto (1), El tambo (1), Caldono (1), Santander de Quilichao (1), Miranda (1) y Jambaló (1). Asimismo, dos lideresas fueron objeto de atentados y otras 19 sufrieron amenazas de interacción directa con el agresor, o con intermediarios, al recibir elementos o artefactos, mensajes de texto, llamadas intimidatorias o mención en panfletos. 
 
“Además del accionar delictivo de los grupos armados ilegales, encontramos que las lideresas y defensoras de derechos humanos en Cauca enfrentan otras amenazas graves de tipo personal, como lo es el detrimento en su salud mental por causa de agresiones y zozobra. También, las lideresas indígenas son víctimas de discriminación al interior de sus comunidades por ser mujeres y por su pertenencia étnica. Por otra parte, las mujeres deben ejercer sus liderazgos en zonas del territorio donde se exponen al acoso y otras expresiones de violencia sexual”, agregó el Vicedefensor del Pueblo.
 
A estas situaciones se suman afectaciones como la ruptura de vínculos familiares, debido a que los parientes consideran que la labor social que desempeñan las lideresas pone en riesgo la seguridad de la familia. También, hay violencia de pareja que vulnera la integridad física y emocional, algunas relaciones se rompen por falta de apoyo en el ejercicio de su liderazgo. Las lideresas LGBT carecen de redes familiares fuertes que las hace víctimas de violencia psicológica y sexual.
 
En el ámbito de las organizaciones, tienen más riesgo las mujeres que ejercen liderazgos al interior de comunidades indígenas y afrodescendientes, en procesos campesinos y con población firmante del acuerdo de paz; el mayor delito que sufren es el desplazamiento forzado, que impacta el tejido social y los avances en materia de exigibilidad de derechos logrados por las organizaciones de mujeres.
 
Por último, en la violencia social y comunitaria se identificaron, entre otras cosas, que las defensoras indígenas a menudo son blanco de conductas sexistas y de burla por la sociedad en general; que existen prácticas de discriminación y exclusión institucional frente a mujeres indígenas, quienes experimentan barreras para el acceso a la justicia debido a su idioma.
 
“Uno de los principales problemas por resolver es la falta de sensibilidad en las entidades encargadas para la atención de casos de violencia basada en género, la baja cualificación en términos técnicos y logísticos y la violación a la reserva de la información. Por eso, como Defensoría del Pueblo hacemos una serie de recomendaciones para que se impulsen procesos de formación en el personal de las entidades territoriales de los municipios de Caloto, Corinto, Popayán, El Tambo, Páez, Argelia y Guapi, acerca de la correcta implementación de la ruta de atención y protección a mujeres lideresas y defensoras de derechos humanos”, concluyó el Vicedefensor del Pueblo.